viernes 01 de septiembre de 2017
“Simplificadores”. 5 características que definen a las empresas más innovadora

Las compañías más innovadoras han dado un giro de 180 grados y se han atrevido a hacer cambios determinantes, rompiendo con esquemas establecidos, y ganando así la lealtad de los consumidores, cuota de mercado, visibilidad y valor.

A estas compañías con objetivos claros, simples y bien definidos y con una balanza equilibrada entre las necesidades organizativas de toda compañía y la libertad creativa, comunicativa y laboral de la innovación, se les conoce como “simplificadores”.

Estas son 5 perspectivas que pueden ayudarle a desbloquear la innovación y tener la simplicidad por bandera:

1.  Ser humilde, no arrogante

Los “simplificadores”, aprecian a sus consumidores y su inteligencia y, aunque mantienen comunicaciones simples con su audiencia, no la consienten. Aseguran un contacto humano con su target que ofrezca una experiencia personalizada dando valor al consumidor.

2.  Comprometerse con el proceso, pero abrirse a la libertad creativa

Todos deben tener claro cuáles son los objetivos de la empresa, los objetivos comunes y cuál es su rol dentro de la compañía. Pero, al mismo tiempo, se debe dejar espacio para la libertad creativa de los trabajadores. Los “simplificadores” tienden a formar equipos pequeños en los que cada miembro tenga un objetivo muy definido

3.  Centrarse en ser útil, no superfluo

La innovación en los “simplificadores” va más allá de las normas establecidas en su categoría para ser útiles y ofrecer valor al consumidor: ahorrando tiempo, eliminando barreras innecesarias u ofreciendo personalización.

Solo así se puede llegar a las mentes y al corazón de los exigentes consumidores. Se debe encontrar el equilibrio y saber detectar dónde se encuentra el verdadero valor para el público.

De esta manera, mientras algunas compañías irritan a los consumidores con la falta de transparencia, otras los abruman con demasiada información que no es ni relevante ni bien acogida por la audiencia.

4.  Basarse en los hechos (sin ser pedante)

Cuando se trata de interpretar los procesos de diversas fuentes y convertirlos en innovación relevante y útil, los “simplificadores” son expertos. Algunos creen que la ventaja reside en la ingeniería más completa y en un pedante recital de hechos, los simplificadores utilizan los hechos para centrar sus objetivos y testar sus premisas en el mundo real.

Las métricas son, para los "simplificadores", una manera de comprobar si las experiencias e innovaciones son simples y los hechos, una forma de averiguar qué recursos se necesitan.

5.  Crear historias, no contarlas

En una época en que los medios han cambiado, los simplificadores son capaces de crear sus mensajes y experiencias, alineadas con un propósito sólido.

Los simplificadores son expertos en manejar la simplicidad, son seguros pero sin llegar a la arrogancia; tienen claro su propósito pero abren las puertas a la creatividad; conocen el mercado a la perfección pero no dejan de explorar e interesarse por cosas nuevas; son reflexivos pero decididos a la hora de actuar y se comunican de forma clara y directa con los demás dejando espacio para la aportación de nuevas visiones.

Aunque no es fácil llegar a ser un simplificador, si hay algo que se desprende de estas compañías es que la clave de la innovación está siempre en la simplicidad.


Adaptado de: https://www.marketingdirecto.com/marketing-general/tendencias/simplificadores-5-maneras-romper-lo-establecido-llevando-la-simplicidad-bandera


<< ver otras noticias